Mi destino en un campo o en cuarteles.

•May 29, 2010 • 1 Comment

En tiempos de autodenominadas revoluciones y héroes fabricados, cuando nunca antes habíamos escuchado tanto el nombre de El Libertador Simón Bolivar, pienso que es cuando menos le conocemos. ¿Qué pensaría Simón al ver  nuestra América Latina crecida  en intolerencia con nosotros mismos, y bajo el yugo de nuevos reyes, no precisamente los españoles?

Congreso de Cúcuta de 1821 - Ricardo Acevedo Bernal

“Cuando las calamidades públicas me pusieron las armas en las manos para libertar a mi patria, yo no consulté mis fuerzas ni mis talentos. Cedí a la desesperación del espectáculo de horror que ofrecía ella en cadenas; y poniéndome a la cabeza de las empresas militares que han continuado la lucha por más de once años, no fue con ánimo de encargarme del gobierno, sino con la firme resolución de no ejercerlo jamás. Yo juré en el fondo de mi corazón no ser más que un soldado, servir solamente en guerra, y ser en la paz un ciudadano.  Pronto a sacrificar por el servicio público mis bienes, mi sangre y hasta la gloria misma, no puedo, sin embargo, hacer el sacrificio de mi conciencia, porque estoy profundamente penetrado de mi incapacidad para gobernar a Colombia, no conociendo ningún género de administración.  Yo no soy el magistrado que la república necesita para su dicha;  soldado por necesidad y por inclinación, mi destino está señalado en un campo o en cuarteles. El bufete es para mí un lugar de suplicio. Mis inclinaciones naturales me alejan de él, tanto más cuanto que he alimentado y fortificado estas inclinaciones por todos los medios que he tenido a mi alcance, con el fin de impedirme a mi mismo la aceptación de un mando, que es contrario al bien de la causa pública y aun a mi propio honor”.

Fragmento de la carta de Bolívar al Presidente del Congreso General de Colombia.
Rosario de Cúcuta,
10 de octubre de 1821.

Ya no

•February 9, 2010 • 2 Comments

Ya no será,
ya no viviremos juntos, no criaré a tu hijo
no coseré tu ropa, no te tendré de noche
no te besaré al irme, nunca sabrás quien fui
por qué me amaron otros.

No llegaré a saber por qué ni cómo, nunca
ni si era de verdad lo que dijiste que era,
ni quién fuiste, ni qué fui para ti
ni cómo hubiera sido vivir juntos,
querernos, esperarnos, estar.

Ya no soy más que yo para siempre y tú
Ya no serás para mí más que tú.
Ya no estás en un día futuro
no sabré dónde vives, con quién
ni si te acuerdas.

No me abrazarás nunca como esa noche, nunca.
No volveré a tocarte. No te veré morir.

Idea Vilariño

A la partida de Monsieur

•January 6, 2010 • Leave a Comment

Sufro sin enseñar mi descontento,
Y amo, aunque deba aparentar odio.
No me atrevo a expresar mis sentimientos,
Parezco muda, aunque por dentro hablo.
Soy y no soy, en llamas me congelo,
Pues he dejado de ser yo, no soy más mía.

Este dolor es como mi sombra,
Me sigue al vuelo y vuela si la sigo,
Me acompaña y hace lo que hago,
Y me aflige su pena, que comparto.
No hay manera de alejarla de mi pecho
Hasta que el fin de las cosas la destierre.

Insúflame una pasión más tierna
Pues blanda soy, nieve derretida,
O sé cruel, amor, y así sé amable:
Deja que flote o permite que me hunda.
Hazme vivir con un dulce deleite,
O déjame morir para que olvide que he amado.

Elizabeth I de Inglaterra

Lo que no te deseo para el Año Nuevo

•January 2, 2010 • Leave a Comment
Jean Honoré Fragonard - The Letter

Jean Honoré Fragonard - The Letter

No te desearé un Feliz Año Nuevo.

Tampoco te desearé lo mejor para tu vida y tu familia.

Cualquiera te dice esas cosas, ya sea tu amigo o tu enemigo.  No quiero desearte nada. No siempre estarás feliz y no necesariamente estarás mejor, pero, así es la vida… y sólo TU tienes el poder de cambiar las cosas, grandes o pequeñas, lo que sea. Nunca es tarde, así que prepárate, date una buena sacudida y ve a buscar lo mejor de lo mejor que tú mereces, no sólo lo suficiente.

Pelea por tus sueños y por sobre todas las cosas… ¡SONRÍE!

The Witch

•November 10, 2009 • Leave a Comment

I have walked a great while over the snow,
And I am not tall nor strong.
My clothes are wet, and my teeth are set,
And the way was hard and long.
I have wandered over the fruitful earth,
But I never came here before.
Oh, lift me over the threshold, and let me in at the door!

The cutting wind is a cruel foe.
I dare not stand in the blast.
My hands are stone , and my voice a groan,
And the worst of death is past.
I am but a little maiden still,
My little white feet are sore.
Oh, lift me over the threshold, and let me in at the door!

Her voice was the voice that women have,
Who plead for their heart’s desire.
She came, she came and the quivering flame
Sunk and died in the fire.
It never was lit again on my hearth
Since I hurried across the floor,
To lift her over the threshold, and let her in at the door.

Mary Elizabeth Coleridge

Revolución

•November 7, 2009 • Leave a Comment

Eugène Delacroix - La liberté guidant le peuple

Dices que quieres una revolución.
Bueno, tú sabes, todos queremos cambiar al mundo.

Ver artículo

Un nuevo comienzo.

•November 4, 2009 • Leave a Comment

…y para celebrar este regreso, que mejor que un poco de música, un poco de inspiración:

The whole world’s broke and it ain’t worth fixing
It’s time to start all over, make a new beginning
There’s too much fighting, too little understanding
It’s time to stop and start all over
Make a new beginning

Start all over, start all over, start all over… start all over.

We need to make new symbols
Make new signs
Make a new language
With these we’ll define the world

And start all over, start all over, start all over… start all over …

New Beginning. Tracy Chapman